Hade unos días que reflexionamos en este blog sobre la causa de que los españoles comuniquemos tan mal. La excusa del debate: el sorteo de un ejemplar del libro «Por qué los españoles comunicamos tan mal», de Manuel Campo Vidal.

Según mi parecer, comunicamos mal básicamente por un tema de falta de preparación de la ponencia, por un tema de que la educación que hemos recibido no ha potenciado estas habilidades, y por no estar acostumbrados a ver buenas presentaciones en público.

Con las aportaciones de todos los que habéis participado aquí y en Facebook,  voy a hacer un pequeño resumen de cada aportación.

Comentarios en este blog.

Miquel Garcia comenta que la razón es porque no se tiene en cuenta la audiencia que va a recibir la presentación.

Cristina Aced comenta que, a parte de las 2 razones que expuse yo, no se valora la expresión oral y, por lo tanto, no se valora la formación en oratoria. A parte, argumenta una falta de  “cultura del debate”, sobretodo en las clases de la universidad, como pasa en otros países. Un debate genera necesidad de argumentar bien.

Armando Liussi Depaoli cita al propio Manuel Campo Vidal en su conferencia de EADA Executive Meeting, argumentando que el problema pasa por creernos con grandes aptitudes comunicativas, cuando en realidad pasa por tener grandes deseos de sociabilizar. Nos cuenta un caso que le ha pasado a él, y afirma que la creencia en la propia facilidad de palabra oculta una posible vergüenza de verse al espejo y escucharse día tras día, evidenciando que no hay virtud oratoria sin práctica.

Ramon Rosell comenta que la sociedad no valora la oratoria, seguimos pensando aquello de que  «el buen paño en el arca se vende». Del aprendizaje de esta disciplina (que se debería hacer en escuelas y facultades como antaño)  se derivan cosas como la planificación, que tipo de discurso requiere el auditorio ( pasional, lógico ), etc.

Jorge González comenta que los Españoles hablamos mal por un tema cultural y no solo educacional. Cultura en el sentido de que hemos nacido con un sentido y miedo al ridículo atroz. Ello unido a las carencias educacionales en expresión oral han hecho de nosotros lo que somos unos horrendos comunicadores.  Apunta que, a parte de otros muy buenos consejos, que la principal vistud es saber escuchar.

Mertxe apunta que no es lo mismo hablar que “comunicar”. Y para comunicar hay que entrenarse y sobre todo, hay que SER el mensaje. Es un frase que he querdi pastear tal cual, porque da para otro debate. SER el mensaje. Brutal.

Oshcar Vidal apunta que en España existe una gran carencia de skills de comunicación, es una carencia en el desarrollo del buen profesional. Considera que existe una falta de formación en los 5 pilares básicos que debe tener un profesional.  Apunta también la falta de actitud.

Lucas García nos cuenta sus experiencias estudiando en el extrangero, y cómo allí la presentación y argumentación en público es parte fundamental de la nota del trabajo.

Oscar Cumi coincide en que básicamente es un problema de mentalidad propio de nuestra cultura.

Núria Costa también considera que se trata de un tema educacional desde la escuela.

Comentarios en Facebook

Agradezco a Carlos Blanco que haya puesto el enlace en su timeline de Facebook, porque ha ampliado las posibilidades de debate.

En los comentarios de ese enlace se ha hablado de:

Oscar Eme Eme apunta que básicamente es por un desconocimiento del target.  Comenta la importancia de que la comunicación fluya entre el orador y el receptor. Literalmente, «saber vender la idea con maestría sin que el ‘target’ se pierda entre técnica y fantasmagoria comercial. Que comprenda fácilmente los beneficios que le reporta la idea de lo vendido, y sobre todo ser capaz de atender el feedback de la audiencia con solvencia»

Juan Antonio Merodio comenta que el principal problema es que no sabemos escuchar.

Hector Prats Coincide en que si no escuchamos, no sabemos lo que quiere el cliente, no comprendemos las necesidades de la gente y no podemos definir bien el target.

Carlos Blanco considera que lo mejor para que te hagan caso es realmente conocerse bien a uno mismo, y no sólo vender una idea o producto, sino realmente creerselo. Creo que coincide con lo que comentaba Mertxe. SER el mensaje.

Os agradezco muchísimo vuestras aportaciones en este debate. Han surgido ideas muy interesantes que, resumidas, espero que sirvan al resto de lectores.

Sorteo del libro

He puesto papelitos en un sombrero de papa noel, y he sacado un número aleatorio. El ganador del libro Por qué los españoles comunicamos tan mal es para Armando Luissi Depaoli. Si me mandas tu dirección postal por e-mail o DM te mandaré el libro dentro de unos días.

Feliz año a todos!