Este post no pretende “robar” o traer hacia mi blog un debate abierto en otro blog.

marketing-20-cartel-en-la-calleEs simplemente un intento de “oficializar” mi postura ante el interesantísimo debate que abrió ayer Joan Jimenez en su blog.
Dicho post generó controversias en twitter, controversias en el blog originario del debate, y os recomiendo que leáis todos los comentarios que está generando en este momento.

Esta es mi opinión sobre la guerra dialéctica que sólo produce confusión a las empresas y que, como profesional, me siento con la obligación de aclarar en mi espacio.

Copio mi comment a partir de ahora:

Después del twitt-altercado de ayer, en el que sólo quise poner paz a un debate que tal vez debía haberse desarrollado aquí (o no)…

Llevamos más de 1 año y medio hablado de si branding 2.0, si marketing 2.0, si publicidad ha muerto, si los blogs han muerto, que si las empresas pueden extinguirse si no se pone las pilas en el nuevo paradigma del prosumidor…

Como profesional, mi opinión sobre el tema es la siguiente:

  1. Como dicen los clásicos, Branding es el meollo del marketing. Branding es el core del marketing.
  2. Sin marca no hay marketing efectivo. Sin marca las actividades de marketing (por muy bien desarrolladas que estén hechas) se quedan en meras acciones huérfanas.
  3. Está claro que hay que potenciar las marcas para lograr un posicionamiento en la mente del cliente (la peca en la frente de tu vídeo, Joan).
  4. El posicionamiento, sea cual sea, se consiga como se consiga, tiene que ser RENTABLE para la empresa. Y la rentabilidad de una empresa sólo se consigue vendiendo.
  5. Cómo se vende?? Pues seduciendo, relacionándote con tu cliente, logrando engagement, como dices tu “haciendo el amor con tus clientes”.

Creo firmemente que estamos hablando todos de lo mismo, pero con distinta dialéctica. Es inútil discutir sobre si es branding 2.0 o simplemente branding. Sobre si la publicidad ha muerto, o sobre si el marketing es lo que es, o debemos matarlo también.

El cliente es el centro. Independientemente de cómo nos acerquemos a él:
– presencialmente (con nuestra fuerza de ventas, en entornos B2B)
– vía mass media
– vía medios BTL o ATL.
– via mkt online
– vía social media
– vía… lo que sea.

El acercarnos a él es lo que cuenta. Porque todo, al fin y al cabo, se basa en relacionarnos con nuestros clientes.
Y como empresa, ese acercamiento lo debemos hacer con el único fin de obtener una rentabilidad. Que para eso son empresas. Para ser rentables.

Dejémonos de dialécticas. Sigamos divulgando, pero enseñando cómo se hace y no sólo lo que es.

No somos iluminados. Somos profesionales. Hablemos pues lenguaje que los profesionales entiendan. No contribuyamos a lograr más confusión.

Porque, queramos o no, “tempus fugit”, i d’aquí 100 anys, tots calvos.

Salut!
Jordi

______

Marc Cortés también ha opinado al respecto en su blog. Y también ha generado un buen debate en sus comentarios.

Fuente imagen