Quien me conoce más intimamente ya lo sabe.

Hay un libro que para mi fue talismán, o dile como quieras. Fue el libro que me hizo despertar de mi status y mi rollito en el 2005, y lanzarme a emprender. Fue el libro revelación que leí en 2 viajes de tren (#historias_renfe) y me obligó a re-leer durante 14 viajes más. Fue el libro que me obligó a trazar un plan de negocio en los sucesivos viajes en RENFE a partir de entonces, y que motivó dejar mi círculo de seguridad como asalariado para tirarme a la piscina del autónomo insensato.

Este libro es La Brújula Interior, de Alex Rovira.

Otro libro que, a día de hoy, ha supuesto un nuevo cambio es El Vendedor de Tiempo, de Fernando Trias de Bes, socio de Alex Rovira en Salvetti-Llombart. Ambos son unos cracks. Si algún día vuelvo a correr la senda del asalariado, desde luego que tiraré un CV a esta consultoría en innovación e investigación de mercados. Sólo por el mero lujo de trabajar con y para ellos.

Razones de mi sincera recomendación:

La Brújula Interior:

Un libro en formato epistular, cartas a uno mismo, que desvelan una sensatez y una manera de ver la vida que hace replantearte tus postulados más íntimos.

El vendedor de Tiempo:

Una sátira del sistema económico actual, en la que todos somos víctimas de un sistema cuyo único propósito es que Tú, como persona, debas tu vida al sistema, y que el sistema no te deba nada.

Una lectura totalmente recomendable y que, a día de hoy, me ha vuelto a abrir los ojos, 4 años después de la primera vez que lo leí.

Te paso links para que los puedas adquirir si lo deseas. Porque, amigo, estos libros no los quiero prestar a nadie. De hecho, ya presté La Bruixola Interior a un ex-amigo que no me lo devolvió nunca. Al cabo de 4 años me lo he vuelto a comprar.

Compra La Brújula Interior

Compra El Vendedor de Tiempo